El desgarrador relato de la joven embarazada por su propio padre

La joven de 24 años que fue abusada sexualmente y embarazada en reiteradas oportunidades por su padre en la localidad de Jume Esquina, en un hecho que conmocionó al país, dialogó en exclusiva con Noticiero 7, en un relato crudo y estremecedor.

María se sienta y comienza su relato. Tétrico y desolador. Cuenta su historia, esa que revela que durante los últimos diez años fue la víctima de una mente enferma, la de su padre, que le arrebató la más básica dignidad, convirtiéndola en mujer a la fuerza, con un salvajismo primario y despreciable al que sin embargo, con sus jóvenes 24 años, supo hacer frente, revelando a la justicia su más cruda verdad.

Los últimos diez años son resumidos en un diálogo repleto de lugares sórdidos. María no omite detalles, “él quería hacer que yo sea su esposa”, asegura, con una frase tan contundente que no admite explicaciones.

“A los 12 años nos hemos quedado solos en la casa de mi tía. A medianoche él vino a mi habitación, me dijo que no me asuste que él me iba a enseñar todo del sexo. Me desnudó y me decía lo que tenía que hacer. Yo tenía miedo, le pedía que pare porque tenía miedo. Yo todavía iba a la escuela. Al otro día, lo veía tomando mates con mi mamá y mi hermano, y sentía mucha vergüenza”. Con esas palabras, la joven relata el comienzo de años de atrocidades y vejaciones.

Con el tiempo, la joven sería madre de 7 hijos, de los que cinco serían de su padre. “Yo después conocí a algunos hombres, y cuando quedé embarazada no sabía si era de mi padre, pero él me decía que era su hija”, explica María, en referencia a su hija mayor, por la que manifestó que el abusador sentía preferencia.

María espera actualmente su octavo hijo. De todo ellos, está segura que al menos tres son de su propio padre. Del resto, duda porque mientras era abusada, tuvo varias parejas. La Justicia, no obstante, indica que cinco de las criaturas son hijos/nietos del abusador.

Con el tiempo, fue la propia hermana de la joven abusada quien comenzó a sospechar. Tras conversar con María, conoció la verdad y juntas decidieron denunciar el hecho a la justicia. Esto, enloqueció al abusador, quien amenazó con matar a todos los niños, a su hija y luego suicidarse.

“Estaba enloquecido. Me amenazó. Pero yo quería que se sepa la verdad”, dijo la mujer.

Entregar un hijo

Detrás de este hecho que conmocionó a todo el país, se revela otro drama. Embarazada de su octavo hijo, María ya decidió entregar a la criatura cuando nazca a una familia de Buenos Aires, argumentando no contar con los medios para criar otro hijo.

Según relató, una mujer residente en La Cañada, se contactó con ella para que una pareja oriunda de la provincia de Buenos Aires se lleve a su hijo recién nacido, a cambio de hacerse cargo de los gastos médicos inherentes al embarazo, así como de una intervención quirúrgica para evitar que la mujer vuelva a quedar embarazada.

“Yo no lo puedo tener. Me puse de acuerdo con la hermana del matrimonio que se va a llevar a mi hijo. A cambio, les pedí que ellos se encarguen de todos los estudios, todos los análisis y me permitan hacerme una ligadura de trompas para no tener más hijos”, explica.

La vida después del horror continúa para María. En su humilde rancho de Jume Esquina, cuida de sus hijos con el amor que sólo una madre es capaz de profesar y entender, ese mismo que logra sobreponerse a los hechos más dolorosos y aberrantes.

Fuente: DiarioPanorama